El camino creativo de Voldeo se origina en la ciudad de Barcelona, metrópoli donde la diseñadora y empresaria nació en 1988, y en los pueblos de la costa que acoge el Mediterráneo.

El nombre de la marca se lo debe en parte a la súper modelo Natalia Vodianova y a su grupo de amigos en Caldes d’Estrach, quienes confundieron el apellido ruso de la top por Voldeo. Voldeo será pues el nickname de Natalia durante sus años de juventud.

En sus años escolares Natalia pasará largos periodos en Alemania estudiando, donde vive y experimenta un diseño y estructura basado en lo funcional, en la jerarquía visual y minimalista en las prendas. Es allí dónde decide que después de la natación, su otra gran pasión, se dedicará a dibujar y a explotar prendas funcionales.

Años más tarde, y en sus años de estudiante universitaria, Natalia viajará y trabajará en la liguria italiana y en la costa azul francesa, impregnándose del aire fresco, la cultura y la gente que alberga el Mediterráneo.

En 2016, y mientras Natalia está completando sus estudios en diseño de moda, presenta un boceto para un concurso en televisión, Telecinco MediaSet, en el apartado de Sálvame Fashion Week, donde quedará finalista.

El concurso en Telecinco le dará visión y seguridad para lanzar su propio concepto y aportación en moda: un denim alternativo con un aire español.

Poco a poco, Natalia empieza a incorporar a un equipo de costureras, quienes realizan bocetos y prendas finales.

Su éxito responde a un estrategia de producción Made in Barcelona basada en la calidad y en el saber manipular un material tan versátil como el denim.